El cariñoso homenaje que “Lito” se merece

Nunca sabemos cuando la vida se acaba, por eso es tan importante vivir al 100% y en el presente.

El domingo 9 de mayo, Daniel y yo recibimos la triste noticia de la partida de Lito (Bernardo Krasniansky). Coincidentemente, dos horas antes de saberlo, envié a Daniel una foto de él con Lito, cuando celebramos los 50 años de su carrera artística en Fundación Texo.

Lo conocí 10 años atrás en uno de los tantos viajes a Sao Paulo y hace 8 años nos adoptamos cariñosamente.

Si hay algo que ha marcado más pautas en el mundo del arte, es quizás el arte contemporáneo; pues a partir de ahí se han desarrollado un sinfín de técnicas y formas de expresión para los artistas.

A Lito, me tocó conocerlo en el mejor lugar donde podes conocer a un artista: en su Atelier.

Recuerdo subir una gran escalera y encontrarlo parado en la puerta con una gran sonrisa, esperando que Daniel y yo termináramos de subir a su estudio. Al entrar empezó mi viaje de descubrimiento. Nos quedamos un par de horas y salí yo feliz con uno de sus jarrones (vaso como dicen en Brasil) en brazos.

Desde ese primer momento han transcurrido ya 7 años y, hasta hoy día, nuestras idas a SP son el mayor deleite: descubrir lo nuevo que está creando Lito. Y siempre termino enamorada de su arte, de su creatividad, de su capacidad de transformar textos, formas y materiales en una obra de arte.

Sin formación, pero si apasionada por el arte, el diseño y la arquitectura, me animo a decir que el arte de Lito nunca ha seguido un patrón especifico; a medida que fue pasando el tiempo, fue adquiriendo más técnicas y las puso en práctica, para delinear su forma personal de expresión.

Cada tanto recibía fotos de flores en mi WhatsApp: eran de Lito. No sé si eran para simplemente alegrarme el día o porque sabe que amo las flores.

Fue un amigo que estuvo a mi lado y pendiente cuando Daniel estaba recuperándose de la terrible enfermedad del cáncer. !Lito siempre espléndido!; y hace 1 año le toca a él pasar por lo mismo, pero, tristemente, con un final distinto.

Hoy me nace agradecerte por haber estado conmigo, de haber acompañado a tu gran amigo Dani. Decirte desde aquí, donde seguimos los vivos, que tengas un hermoso viaje lleno de Luz y de Paz.

La muerte te contacta con la realidad de la vida. La muerte crea un vacío, un hueco. Ese vacío es suelo fértil para que se manifieste el espíritu. Todos los talentos, invenciones, la creatividad, surgen del vacío, y la creación tiene tendencia a llenar ese hueco y volverlo a vaciar para que pueda volver a ser llenado.

Tenemos que comprender que somos más que un cuerpo: somos conciencia.

Como nos muestra la ciencia con las leyes de la termodinámica y la teoría de la relatividad, la materia no puede ser creada ni destruida. Así como la materia física, nuestra energía y espíritu permanecen vivos, así que….cuando deba ser, nos veremos nuevamente Lito querido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Recibí nuestras novedades

Contactate con la Fundación

Horarios
Miércoles a Sábados
16:00 a 20:00 hs.

Agendá una visita
WhatsApp

Contactos
Tel.: +595982 193 232
Dirección: Paraguarí 852 c/ Fulgencio R. Moreno. Asunción – Paraguay

©2022. Fundación Texo
Todos los Derechos Reservados.

Política de Privacidad